Estudio de la relación del Cyberbullying con sintomatología depresiva, abuso de sustancias y de Internet, durante la adolescencia

See on Scoop.itCognición, Emoción y Salud

El cyberbullying es la agresión y el acoso llevado a cabo a través de las tecnologías de la información y la comunicación, principalmente, el teléfono móvil e Internet.

Este estudio tuvo como objetivo analizar, empleando un diseño longitudinal, la relación temporal y recíproca entre ser víctima de cyberbullying y tres problemas frecuentes durante la adolescencia: la sintomatología depresiva, el uso de sustancias y el uso problemático de Internet (a menudo, también denominado uso compulsivo o adicción a Internet). Un objetivo adicional fue analizar si la relación entre cyberbullying y estos problemas de ajuste psicosocial difiere en función de ser sólo una víctima o ser tanto una víctima como agresor.

En este estudio participaron 845 estudiantes de Educación Secundaria Obligatoria (56,6% chicas) de entre 13 y 17 años con una edad media de 15,22 años. Todos los adolescentes contestaron el Cuestionario de Cyberbullying, que incluye 9 tipos distintos de comportamientos considerados cyberbullying, la escala de depresión del Brief Symptoms Inventory, el Inventario de Abuso de Drogas para Adolescentes y la versión española de la Escala de Uso Problemático de Internet. Estos instrumentos se describen en el artículo completo de este estudio. Las medidas se completaron al comienzo del curso escolar y otra vez al final de curso (aproximadamente 6 meses después).

Antonio Cano-Vindel‘s insight:

En primer lugar, se calcularon las prevalencias de distintos tipos de cyberbullying. La agresión más frecuente recibida a través de las nuevas tecnologías fue que alguien escribiera bromas, rumores o cotilleos sobre la víctima, seguida de colgar o difundir imágenes o información comprometida sobre la víctima y de recibir mensajes amenazantes o insultantes. Los resultados indicaron que el 24,1% de los adolescentes habían sido víctimas de un tipo de cyberbullying al menos una vez, el 15,9% de dos tipos, el 8% de tres tipos distintos de cyberbullying y el 4,7% cuatro o más tipos de cyberbullying distintos.

En segundo lugar, se evaluaron las relaciones longitudinales entre ser víctima de cyberbullying y la sintomatología depresiva, el abuso de sustancias y el uso problemático de Internet. Los resultados mostraron que ser víctima de acoso a través de las nuevas tecnologías al comienzo de curso predijo la depresión y el uso problemático de Internet al final de curso. Asimismo, la sintomatología depresiva y el abuso de sustancias al inicio de curso predijeron una mayor victimización a través de las nuevas tecnologías a final de curso.

Por último, se compararon los adolescentes víctimas de CB con los adolescentes que eran tanto víctimas como agresores de cyberbullying. Los resultados indicaron que los adolescentes que eran tanto víctimas como agresores, en comparación con los que eran solo víctimas, presentaban mayores niveles de depresión, más problemas de abuso de sustancias y un mayor uso problemático de Internet.

See on www.infocop.es

Anuncios

Acerca de Antonio Cano-Vindel
Catedrático de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid Presidente de Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: