´Un predictor de infarto es haber tenido antes un enfado monumental´

´En España tenemos unas cifras astronómicas de consumo de psicofármacos; en la OCDE solo nos gana Portugal´

-¿Se vive a golpe de ansiedad? -Sí, en la sociedad occidental cada vez hay mas datos que apuntan que está aumentado nuestro nivel de estrés y por lo tanto sus consecuencias negativas. Los días siguen teniendo 24 horas y hay que aprender a priorizar, a saber que no vas a llegar a todo y, aunque por lo general tendemos a activarnos y a ponernos nerviosos para buscar una solución, hay que saber manejarlo porque sino, cada vez vas a tener más activación, más ansiedad y más malestar, vas a alterar más tu estilo de vida y vas a desarrollar un aprendizaje progresivo de síntomas como el dolor de cabeza, insomnio, problemas digestivos, malestar psicológico, ansiedad, tristeza, depresión, ira, violencia… -¿Uno se adapta a vivir con estrés? -El estrés es un proceso de adaptación que en un principio es bueno. Todos tenemos estrés todos los días y eso no es patológico pero si tenemos demasiado estrés y es crónico entonces hay consecuencias negativas. -¿Cómo afecta? -Nuestro cuerpo está preparado para activarse cuando hay que dar el do de pecho, pero no está preparado como una máquina que se autorregula y puede estar permanentemente en marcha las 24 horas. Los problemas que puede tener una persona sobreactivada de manera crónica son de salud, física y mental, y de rendimiento. Cuando un coche circula durante tres días no le pasa nada, pero el cuerpo humano no está hecho para trabajar tres días y tres noches sin descansar, necesita descansar porque si no descansas, al final te mueres. -¿En qué difiere el estrés de la ansiedad? -Son cosas diferentes. El estrés es un proceso general que se puede dar en cualquier situación: en el trabajo, en la vida familiar, en la vida social y en cualquier ámbito de la vida, mientras que la ansiedad se da solo en un tipo de situaciones en la que te juegas algo, un resultado que a ti te interesa y que puede ser bueno o malo y con la amenaza de que surja un resultado no deseado como un examen, cuando tienes que hablar en público porque temes quedar mal, cuando quieres gustar a alguien pero a lo mejor no le gustas… La ansiedad es un proceso más específico, mientras que el estrés es más general. -¿Por qué cada vez hay se detectan más casos de estrés y ansiedad? -Cada vez tenemos más estrés porque están cambiando los estresores (factores que lo desencadenan). El hombre occidental cada vez tiene menos dificultades para completar sus necesidades básicas: ropa, alimento… Hoy en día no vivimos en las cuevas y no tenemos que cazar para comer y en ese sentido ese estrés ha disminuido, en cambio ha aumentado un estrés que tiene que ver más con bienestar y posibilidades, pero también con crisis, es un estrés que tiene que ver más con que las personas hoy no viven en una cueva, viven en una casa y no tienen un casa, tienen dos casas y para desplazarse no andan, tienen un coche, a veces dos pero luego tienes que trabajar para pagar las letras de todo eso y entonces tienes que trabajar muchas horas, luego viene una crisis y te pilla endeudado… -¿Y cómo se sale de ahí? -Volviendo un poco a nuestros orígenes, nuestro cuerpo está más preparado para tener un estilo de vida más natural y menos occidentalizado.

Source: www.laopinioncoruna.es

Entrevista a Antonio Cano Vindel, presidente de SEAS. Pilar G. del Burgo. -¿Influyen las emociones en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares? -Sí, por varias vías. Y además porque cuando tenemos estrés y ansiedad estamos más irritables. Una es la vía psicofisiológica, te activas y al activarte aumenta la presión arterial. Si te enfadas, aumenta la presión arterial. Un predictor del infarto es haber tenido dos horas antes un enfado monumental. También hay una vía conductual, si estás estresado, nervioso, irritable, estás experimentando alta activación fisiológica, malestar y eso afecta a tu salud y no es cardiosaludable. -¿El consumo de psicofármacos se ha disparado entre los españoles? -Sí, estamos teniendo unas cifras astronómicas. Somos el segundo país de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) en consumo de tranquilizantes, solo nos gana Portugal. No deberíamos haber pasado nunca de las 24 dosis definidas diarias por mil habitantes y día y vamos por 59 en 2010 y sigue aumentando.

See on Scoop.itCognición, Emoción y Salud

Anuncios

Acerca de Antonio Cano-Vindel
Catedrático de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid Presidente de Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: