Tratamientos eficaces en la psicopatología de las emociones, estrés y salud. Escuela Complutense de Verano. UCM

See on Scoop.itCognición, Emoción y Salud

Universidad Complutense de Madrid.

 

El curso “Tratamientos eficaces en la psicopatología de las emociones, estrés y salud” pretende por un lado, sentar las bases científicas del estudio de las emociones, su evaluación, psicopatología, y técnicas de intervención; por otro lado, entrenar a los participantes en el desarrollo de las habilidades prácticas y destrezas más comunes de la actividad profesional, centrada en el estudio y manejo del estrés y las emociones.

 

Curso enmarcado en la escuela de: Ciencias de la Salud

Director: Dr. D. Antonio Cano Vindel.

Fechas y horario: Del 7 al 25 de julio de 2014. De 9 a 14 horas.

Nº de plazas: 40

Nº de créditos de libre configuración: 7,5 (sólo alumnos UCM)

Nº de créditos de grado: 3 (solo alumnos UCM).

Lugar de celebración: Universidad Complutense de Madrid.

Precio de la matrícula: 750 Euros.

Ayudas, becas: Las de carácter general.

http://www.ucm.es/escuelacomplutense/a09;

Perfil del alumno: Psicólogos especialistas en psicología clínica, Psicólogos internos residentes, Psicólogos educativos, Psicólogos de empresa, Psiquiatras, Médicos de Atención Primaria, Odontólogos, Médicos de otras especialidades (medicina interna, digestivo, neurología, piel, cardiovascular, etc.). Licenciados o graduados en psicología, medicina, psicopedagogía, pedagogía, sociología, sexología y afines. Diplomados o graduados en trabajo social, enfermería, o enfermería-psiquiátrica. Alumnos de últimos cursos.

Más información:

Programa completo del curso.

http://www.ucm.es/escuelacomplutense/a09;

 

 

Antonio Cano-Vindel‘s insight:

El curso “Tratamientos eficaces en la psicopatología de las emociones, estrés y salud”, se fundamenta en el estudio científico de la psicología de las emociones y tiene un carácter eminentemente aplicado, dirigido a instruir a los participantes en el empleo de métodos e instrumentos de evaluación y diagnóstico, técnicas de prevención y tratamiento, así como modelos de actuación en diversas áreas (clínica, salud, educativa, organizacional, asistencia social, etc.); a la vez que aportará el sustento teórico y empírico (fisiológico, neuropsicológico, comportamental y psicosocial) preciso para una utilización idónea de los métodos y técnicas eficaces que presentan una mayor evidencia científica.

See on www.ucm.es

Riesgo coronario atribuible a los factores de riesgo cardiovascular en población española | Revista Española de Cardiología

See on Scoop.itCognición, Emoción y Salud

Introducción y objetivos. La carga de enfermedad coronaria atribuible a los factores de riesgo cardiovascular en España ha sido extrapolada tradicionalmente de otras poblaciones. Este estudio pretende estimar el riesgo coronario atribuible al tabaquismo, la hipercolesterolemia, la hipertensión, la diabetes y el sobrepeso, utilizando datos procedentes de poblaciones Españolas. 

Métodos. Las prevalencias de los factores de riesgo en la población general se obtuvieron de un metaanálisis de 48 estudios transversales realizados en España, y las prevalencias en enfermos coronarios se tomaron de los registros hospitalarios multicéntricos PRIAMHO II y PREVESE II. Los riesgos relativos brutos y ajustados de enfermedad coronaria se obtuvieron del seguimiento durante 5 años de una cohorte de atención primaria de 6.124 personas adultas libres de enfermedad cardiovascular. Las fracciones atribuibles brutas y ajustadas se calcularon para ambos sexos y para varones y mujeres por separado.

Resultados. 

En los varones,

– el 42,5% (intervalo de confianza [IC] del 95%, 6,8%-59,6%) de la incidencia ajustada de enfermedad coronaria se atribuyó al sobrepeso;

– el 33,9% (IC del 95%, 22,6%-41%), al tabaquismo,

– el 19,4% (IC del 95%, 8,2%-26,5%), a la hipercolesterolemia, y

– el 15,5% (IC del 95%, 1,6%-24,6%), a la hipertensión.

En las mujeres,

– el 36,5% (IC del 95%, ­8%-56,3%) de los casos de cardiopatía isquémica se atribuyeron al sobrepeso,

– el 24,8% (IC del 95%, 12%-31,9%), a la diabetes y

– el 20,1% (IC del 95%, 6,1%-28,6%), a la hipercolesterolemia

Antonio Cano-Vindel‘s insight:

 Conclusiones. El sobrepeso y el tabaquismo en varones son los factores de riesgo cardiovascular a los que cabe atribuir un mayor impacto poblacional en la enfermedad coronaria.

See on www.revespcardiol.org

¿Un lexatín? No, mejor váyase a sudar al parque

See on Scoop.itCognición, Emoción y Salud

En los periódicos salen muchas veces noticias que despiertan admiración, pero no extrañeza.

 

A muchos de los pacientes que no necesitan consulta ni tratamiento oncológico, las urgencias de los hospitales los derivan casi directamente a un psiquiatra, unos especialistas que, cada vez más, como Belda, prescriben química en forma de sudor y no en cápsulas. “Cuando prescribo ejercicio, los pacientes se quedan a veces un poco parados, pues muchos piensan que siempre que se va a un médico hay que salir con varias recetas en la mano, como si al no recetarles nada no se diera importancia a sus males. Sin embargo, cada vez lo aceptan mejor, lo admiten perfectamente, sobre todo como terapia complementaria. De día sudor, de noche pastillas”, dice el psiquiatra Carlos Mur, director de hospital Psiquiátrico de Leganés. “Y lo hago convencido de su eficacia química, no solo, como se decía antes, para generarles a los pacientes una sensación subjetiva de bienestar. El ejercicio aeróbico, el running o el andar deprisa libera por un lado mioquinas, sustancias que influyen en los neurotransmisores y en las reacciones químicas que se desencadenan, por ejemplo, en casos de somatización por ansiedad, y por otro libera endorfinas, opiáceos endógenos con efectos relajantes y euforizantes. Generan la sensación de bienestar que todo el mundo siente al sudar. Activan los mismos receptores gabaérgicos que las benzodiacepinas, los ansiolíticos más comunes. El ejercicio ayuda a eliminar tensiones y somatizaciones en tejidos óseos y musculares, como la fibromialgia. Y libera adrenalina y testosterona, los principales ayudantes para generar situaciones de ansiedad, angustia y pánico. Hay que liberarse de la adrenalina”. 

Antonio Cano-Vindel‘s insight:

Mikel Izquierdo, catedrático y director del Departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad Pública de Navarra, ha centrado su trabajo y sus investigaciones en la prescripción de ejercicio en la tercera edad. "Nuestro objetivo", dice, "es mejorar la capacidad funcional de enfermos de diabetes, obesidad, prevenir caídas y roturas de cadera. Con la implantación de la prescripción obligatoria de ejercicio en lugar de medicamentos en muchos casos se ahorraría miles de millones de euros al sistema de salud. El músculo es un órgano endocrino que ponen en marcha reacciones moleculares y libera sustancias vasodilatadoras, relajantes, estimulantes… El ejercicio provoca relajación muscular posterior, aumento de la temperatura corporal, aumento de la liberación de catecolaminas como la adrenalina, dopamina y serotoninas, cambio en las ondas cerebrales e incremento del flujo sanguíneo y oxigenación del sistema nervioso central". 

Más que de los mecanismos por los que el ejercicio actúa como un medicamento, Izquierdo prefiere hablar de ejemplos prácticos, cuenta, por ejemplo, cómo el ejercicio físico ayuda a frenar el desarrollo del alzhéimer, pues el entrenamiento de fuerza sirve para mejorar la función cognitiva y cuenta cómo en ciertos hospitales de Estados Unidos los pacientes renales se someten a hemodiálisis mientras pedalean en bicicletas estáticas. "Es una forma de romper el bucle: los enfermos se fatigan mucho porque no se mueven y, como se fatigan, no se mueven. No les mata el riñón, sino la fatiga y la falta de movimiento", dice Izquierdo, que ha coordinado el libro Ejercicio físico es salud, en el que se detalla la prescripción de ejercicio para tratar y prevenir enfermedades como la hipertensión, la diabetes, enfermedades cardiovasculares y enfermedad pulmonar obstructiva, osteoporosis, cáncer de colon, cáncer infantil, artritis reumatoide, fibrosis quística y depresión.

See on www.madrimasd.org

Un 20,6% de los universitarios tiene sobrepeso u obesidad

See on Scoop.itCognición, Emoción y Salud

Un 20,6 por ciento de los universitarios presentan sobrepeso u obesidad, mientras que un 72,9 por ciento está en su peso adecuado –se encuentran dentro de la clasificación de ‘normopeso’ del índice de masa corporal–; y un 6,3 por ciento,  mayormente mujeres, presentan un peso insuficiente.

Así se desprende de los resultados del estudio ‘Hábitos alimentarios y estilos de vida de los universitarios españoles’, realizado por la Fundación Española de la Nutrición, que se ha llevado a cabo en 21 universidades con una muestra de 978 estudiantes durante el curso 2012-2013.

Antonio Cano-Vindel‘s insight:

Según se desprende de los datos recogidos, el 91,3 por ciento de los universitarios hacen un desayuno "escaso o incompleto", de manera que sólo el 36 por ciento de ellos alcanzaron el 20 por ciento del aporte energético recomendado en el almuerzo.

 

Por su parte, el 24,6 por ciento de los universitarios son fumadores, con una media de 8,2 cigarrillos al día. Así, los que estudian Ciencias de la Salud son los que menos fuman y en menor cantidad –6,2 pitillos–, mientras que los de Ciencias Sociales son los que más fuman.

See on www.europapress.es

Impacto del ejercicio físico en la función cognitiva tras el ictus: una revisión sistemática – Revista de Neurología

See on Scoop.itCognición, Emoción y Salud

Introducción. El ictus es una de las principales causas de discapacidad. El ejercicio físico ha demostrado beneficio en la rehabilitación física de estos pacientes, pero su impacto en la función cognitiva no ha sido tan estudiado. Objetivo. Revisar los estudios que han evaluado el impacto del ejercicio físico, específicamente del entrenamiento en fuerza/resistencia, sobre la mejora cognitiva en estos pacientes. Pacientes y métodos. Se realizó una búsqueda en CENTRAL, Medline e ISI Web of Knowledge de estudios llevados a cabo en pacientes con ictus en los que se intervino con ejercicio físico y se evaluó la función cognitiva tras la intervención. Resultados. Se identificaron cinco estudios (93 pacientes). Los estudios identificados muestran una gran heterogeneidad en los tests usados para evaluar la función cognitiva y en los protocolos de ejercicio, y apoyan el impacto positivo del entrenamiento aeróbico en la mejora en la función cognitiva. Los dos últimos estudios publicados (50 pacientes) han evaluado de manera específica la combinación de entrenamiento aeróbico y de fuerza/resistencia. Estos estudios sugieren que añadir fuerza/resistencia mejoraría en mayor medida la función cognitiva en general y la función ejecutiva en particular.

Antonio Cano-Vindel‘s insight:

Conclusiones. La actividad física constituye una estrategia prometedora para mejorar las funciones cognitivas tras el ictus. Se necesitan ensayos clínicos de mayor tamaño muestral y con mayor homogeneidad, tanto en los protocolos de ejercicio como en los tests usados para la función cognitiva, que confirmen estos resultados.

See on www.neurologia.com

Un 63,5% de la población no es capaz de identificar ningún síntoma de ictus – JANO.es – ELSEVIER

See on Scoop.itCognición, Emoción y Salud

Según los resultados de dos estudios presentados en la LXV Reunión Anual de la Sociedad Española de Neurología (SEN), aún existe entre la población española mucho desconocimiento sobre el ictus, no sólo a la hora de identificar las señales de aviso, sino también de cómo se debe actuar ante los primeros síntomas, a pesar de que el tiempo juega un papel fundamental en el tratamiento de la enfermedad: si el paciente es atendido en las primeras horas, la probabilidad de fallecer o quedar con una discapacidad grave se reduce a la mitad. “Aunque los estudios presentados se han realizado en dos zonas concretas de la geografía española- Extremadura y Zaragoza-, estimamos que los datos obtenidos pueden ser extrapolables al resto de la geografía española. Por eso, queremos recordar un solo síntoma de ictus es una urgencia, por lo que ante la primera sospecha es necesario llamar inmediatamente al 112 o al 061 y acudir rápidamente al neurólogo, aunque los síntomas -pérdida repentina de visión, alteración del lenguaje, pérdida súbita de fuerza o sensibilidad…- desaparezcan a los pocos minutos”, señala el Dr. Jaime Gállego Culleré, Coordinador del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la SEN.

Antonio Cano-Vindel‘s insight:

De acuerdo a los datos del Estudio sobre el conocimiento de los síntomas de alarma del ictus, elaborado entre la población del Área III de Salud de Zaragoza, un 30% de los entrevistados desconocen el término ictus y un 63,5% no es capaz de nombrar espontáneamente ningún síntoma de la enfermedad. Entre los síntomas más citados destacar que solo un 13% apunta a la pérdida de fuerza o sensibilidad en una parte del cuerpo, únicamente un 9% señala la dificultad para hablar y un escaso 5,4% sufrir alteraciones visuales. En cuanto a cómo se debe actuar, sólo un 23% llamaría a los servicios de emergencias y, un porcentaje similar, acudiría al hospital, mientras que un 33% avisarían al médico del centro de salud. “Llevamos a cabo este estudio porque a pesar de que el ictus es la primera causa de invalidez y la segunda de demencia, en la práctica clínica, son pocos los pacientes que se benefician de los tratamientos disponibles por no llegar rápido al hospital. Pensábamos que uno de los motivos de esta demora era por la falta de reconocimiento de los síntomas de alarma y de su percepción de gravedad y hemos confirmado nuestras sospechas: el conocimiento de los síntomas de ictus y de la actitud correcta es escaso en nuestra población”, explica la Dra. Cristina Pérez Lázaro, autora principal del Estudio sobre el conocimiento de los síntomas de alarma del ictus en la población del Área III de Salud de Zaragoza.

Por otra parte, el estudio ‘Conocimiento general del ictus en el ámbito universitario’, realizado entre estudiantes del primer ciclo de Medicina de la Universidad de Extremadura señala que el 29,9% de los entrevistados no tenía un conocimiento básico de la enfermedad. Un 12,7% no supo nombrar ni un solo síntoma de alarma de ictus y el 30,4% sólo supo uno; siendo los más mencionados la pérdida de fuerza y los trastornos confusionales. Además, menos de un 50% pudo nombrar más de dos factores de riesgo; siendo la hipertensión el más citado. Los estilos de vida nocivos enumerados con más frecuencia fueron el tabaquismo y la vida sedentaria. El 66,8% no supo o desconocía si existen unidades de ictus para el tratamiento de estos pacientes. “El estudio se llevó a cabo con el objetivo de evaluar el conocimiento básico del ictus, sus factores de riesgo, signos de alarma y actitud hacia la enfermedad en una muestra representativa de estudiantes universitarios. Si estos resultados los hemos obtenido entre estudiantes del primer ciclo de Medicina, todo hace pensar que la población universitaria, en general, tiene un conocimiento deficiente del ictus, de los síntomas de alarma y de sus factores de riesgo”, señala el Dr. José María Ramírez Moreno, autor principal del estudio Conocimiento general del ictus en el ámbito universitario.

En España, el ictus es la segunda causa de muerte, primera entre las mujeres, y afecta cada año a 120.000-130.000 personas. De ellos, unos 80.000 fallecen o padecen una discapacidad. Actualmente, más de 300.000 españoles presentan alguna limitación en su capacidad funcional tras haber sufrido un ictus. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, 15 millones de personas sufren un ictus cada año.

“Puesto que estos dos estudios fueron realizados antes de la campaña ‘Para vencer el ictus todos contamos, detectarlo a tiempo es vital’ que pusimos en marcha en octubre de este año, confiamos en que actualmente estas cifras hayan mejorado”, comenta el Dr. Jaime Gállego Culleré. “No obstante, seguir realizando campañas educativas en este ámbito sigue siendo una necesidad”.

See on www.jano.es

Ansiedad y depresión entre los pacientes hospitalizados en el complejo hospitalario de Ferrol

See on Scoop.itCognición, Emoción y Salud

Introducción: La prevalencia de ansiedad y depresión en pacientes hospitalizados por causas orgánicas, se ha documentado por su relevancia y se asocia a un incremento del tiempo de recuperación, de los riesgos y costes. Es frecuente el infradiagnóstico de estos cuadros. Mediante este estudio, nos planteamos una valoración transversal de los casos de ansiedad y/o depresión en una muestra de pacientes hospitalizados en el Complejo hospitalario de Ferrol por patología no psiquiátrica, e intentamos comprobar si las mediciones de esta sintomatología sufren variaciones, una vez recibida el alta hospitalaria. 

Material y Método: Estudio longitudinal prospectivo observacional, en el que medimos niveles de ansiedad y depresión mediante la escala HAD (Hospital Anxiety and Depression Scale), en 70 pacientes durante su ingreso por motivos somáticos, y una vez de alta a los 2 meses de la primera valoración. 

Antonio Cano-Vindel‘s insight:

Resultados: Se identificó una prevalencia de ansiedad del 20 % y de depresión del 10 % en la medición hecha durante el ingreso. Las subescalas de ansiedad y depresión en estos pacientes, disminuyeron de manera estadísticamente significativa a los 2 meses de la primera valoración, una vez de alta hospitalaria. 

Discusión: Las prevalencias de ansiedad y depresión en este estudio concuerdan con las descritas en la literatura. No así la evolución de la presencia de estos síntomas a los dos meses.

See on www.psiquiatria.com

OMS | Diabetes

See on Scoop.itCognición, Emoción y Salud

En el mundo hay más de 346 millones de personas con diabetes.

Antonio Cano-Vindel‘s insight:

La OMS prevé que las muertes por diabetes se multipliquen por dos entre 2005 y 2030.La dieta saludable, la actividad física regular, el mantenimiento de un peso corporal normal y la evitación del consumo de tabaco pueden prevenir la diabetes de tipo 2 o retrasar su aparición.

See on www.who.int

Encuesta Salud 2007-2013 Euskadi: crecen ansiedad, depresión, consumo de alcohol, obesidad; disminuye tabaco | Sociedad | EiTB

See on Scoop.itCognición, Emoción y Salud

Encuesta sobre Salud Euskadi 2013: Los casos de ansiedad y depresión en la población vasca han aumentado desde el 2007 y afectan sobre todo a los parados.

Los síntomas de ansiedad y depresión en la población vasca han aumentado desde el 2007 en Euskadi y afectan sobre todo a los parados, ya que el 92% de los hombres y el 59% de las mujeres desempleadas tienen peor salud mental que el resto de la población.

El consejero Jon Darpón ha presentado hoy la “Encuesta de Salud de la comunidad autónoma vasca de 2013”, que ofrece cada cinco años una fotografía sanitaria de la CAV.

El estudio arroja algunos datos que podrían tener que ver con la situación socio-económica y laboral, derivada de la crisis, como el hecho de que haya más personas que sufren síntomas de ansiedad y de depresión desde 2007 (la crisis comenzó en 2008).

Con todo Darpón ha advertido que la encuesta “no permite por sí misma sacar conclusiones” y relacionar la prevalencia de síntomas de ansiedad y depresión con la situación económica, ya que aunque parezca una relación directa muchas veces “no es fácil demostrarla”.

Antonio Cano-Vindel‘s insight:

La encuesta también refleja que, tras el "aumento preocupante" registrado entre 2002 y 2007, la prevalencia de obesidad en el conjunto de Euskadi se ha estabilizado: 14% de los hombres y 12% de las mujeres. Las desigualdades socioeconómicas en esta situación son muy relevantes en ambos sexos, y mayores en las mujeres.

La directora de Salud Pública y Adicciones, Miren Dorronsoro, ha recordado que aunque esta "epidemia clara del primer mundo" no lo es tanto en el País Vasco, su prevalencia "se va incrementando" y, de hecho, solo se aspira "a parar el incremento" con especial atención a los jóvenes. La obesidad, según ha remarcado, va a pasar de "factor de riesgo" a "problema de salud" en la consideración del sistema sanitario vasco.

La encuesta de este año recoge, sin embargo, que la proporción de personas que perciben susalud como "buena o muy buena" ha aumentado cerca de un 30% durante la última década en Euskadi, situándose en el 78% en las mujeres y el 82% en los hombres en el año 2013. Las mujeres declaran tener peor salud que los hombres.

El consumo de tabaco ha disminuido, sobre todo entre las mujeres. Entretanto, ha aumentado el número de bebedores habituales. Si alrededor del 59% de los hombres y el 30% de las mujeres eran personas bebedoras habituales (tanto en 2002 como en 2007), ahora lo son el 63% de los hombres y el 38% de las mujeres. No obstante, la situación de las mujeres es claramente mejor que la de los hombres.

See on www.eitb.com

Un 60% de los hombres se resigna a la disfuncion erectil al considerarla un problema de edad – JANO.es – ELSEVIER

See on Scoop.itCognición, Emoción y Salud

Un 11% de los varones de entre 35 y 75 años de edad sufren simultáneamente problemas de erección e hiperplasia benigna de próstata, según un informe realizado por Lilly con el aval de AESS y ASESA.

 

Un 60% de los hombres considera que los problemas de disfunción eréctil o los problemas urinarios son consecuencia de la edad, por lo que un porcentaje muy elevado no busca tratamiento hasta que “no ve su calidad de vida muy deteriorada”, según ha explicado el vicepresidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), el doctor Antonio Fernández Pro, con motivo de la presentación del informe ‘Problemas de próstata y erección, una causa en común’.

Antonio Cano-Vindel‘s insight:

Sólo una tercera parte de los que declararon estar afectados por problemas de erección afirmaron recibir tratamiento para tratar los síntomas; cifra que disminuye hasta el 25% en el caso de los hombres que refirieron tener síntomas urinarios.

See on www.jano.es