X Congreso de SEAS: Las mujeres tienen un 200% más de ansiedad por su sistema hormonal y compaginar casa y trabajo. Estrés en aumento. Conferencia sobre suicidio

El presidente de la Sociedad española para el estudio de la ansiedad y el estrés (SEAS) y catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, Antonio Cano Vindel…

En el último año un 6% de la población ha sufrido un trastorno de ansiedad y un 4% un trastorno depresivo VALENCIA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) – El presidente de la Sociedad española para el estudio de la ansiedad y el estrés (SEAS) y catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, Antonio Cano-Vindel, ha explicado este jueves que las mujeres tienen un 200 por cien más de ansiedad que los hombres por su doble condición de trabajadora y ama de casa y por el “problema añadido” de su sistema hormonal que les hace “vivir los problemas del estrés de manera mucho más intensa”. En el último año un 6% de la población ha sufrido un trastorno de ansiedad y un 4% un trastorno depresivo VALENCIA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) – El presidente de la Sociedad española para el estudio de la ansiedad y el estrés (SEAS) y catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, Antonio Cano-Vindel, ha explicado este jueves que las mujeres tienen un 200 por cien más de ansiedad que los hombres por su doble condición de trabajadora y ama de casa y por el “problema añadido” de su sistema hormonal que les hace “vivir los problemas del estrés de manera mucho más intensa”. El catedrático Cano-Vindel ha realizado estas declaraciones tras la inauguración del X Congreso internacional de la Sociedad española para el estudio de la ansiedad y el estrés, que también preside, que se celebra en Valencia hasta el próximo sábado. Al respecto, ha argumentado que la mujer “procesa la información de una manera mucho más amenazante” porque “le da mucha importancia a todo” y porque “además puede atender varias tareas a la vez”, lo que le causa “más ansiedad”. De este modo, las mayores tasas de ansiedad en las mujeres obedecen “no sólo a los roles sociales, que importan, sino también a cuestiones psicobiológicas que generan que la mujer magnifiquen más los problemas, sea más insegura, atienda más cosas a la vez y les da más vueltas y es más perfeccionista y más controladora”. En el caso del estrés también es mayor aunque sólo unos puntos ya que el 32% de los hombres dicen tener un nivel de estrés alto frente al 39% de las mujeres. Asimismo, ha comentado que hasta hora diversos estudios realizados en todas las edades concluían que “la mujer, al igual que el hombre, se beneficia de vivir en pareja” porque “tienen una esperanza de vida mayor y mejor salud”. Sin embargo, trabajos recientes en mujeres jóvenes desvelan que “la mujer que trabaja y tiene pareja tienen más riesgo de muerte cardiovascular”. Esto se explica que el hecho de que tener pareja “implica tener su propia familia de la que es responsable y esta doble función de ama de casa y trabajadora causa más estrés y por tanto mayor riesgo cardiovascular”. “De este modo este efecto protector de la pareja podría llegar a perderse si no se hace nada”, ha advertido. ESTRÉS LABORAL Los desordenes emocionales pueden llegar a afectar a un 25% de la población. Sólo en el último año un 6% de la población ha sufrido un trastorno de ansiedad y un 4% un trastorno depresivo. De hecho, España es el segundo país en consumo de tranquilizantes. Asimismo, ha comentado que los trabajadores que afirman tener un nivel de estrés “intenso y frecuente” ha pasado del 30% al 50%. En ese sentido, ha señalado que la crisis económica es “un factor importante” del incremento del estrés y de los problemas que éste genera como los trastornos de ansiedad, trastornos depresivos o somatizaciones. De este modo, el tipo de pacientes que acudía a atención primaria antes de la crisis y el que acude a la actualidad “tiene un perfil similar pero con más desordenes emocionales” ya que “al aumentar el paro, y haber mayor número de personas que disminuyen sus ingresos y aumentan su precariedad, provoca un incremento de ansiedad, nerviosismo, e insomnio”. En ese sentido, ha puntualizado que tienen “más estrés” quienes han perdido el trabajo que quienes lo conservan aunque sea en condiciones de mayor sobrecarga ya que “la crisis ha cambiado la percepción” porque ahora se le da “menos importancia” a la presión laboral. Así, ahora aunque “tengan estrés se consuelan y aceptan las mayores exigencias porque la alternativa es no tener trabajo”. Con todo, ha aclarado que en épocas de bonanza también el estrés laboral y sus consecuencias negativas han ido aumentado porque se trata de “un problema inherente” al estilo de vida moderna. Del mismo modo, ha comentado que otros de los factores es la tecnología ya que “obviamente nos ayuda” pero “hay que saberla manejar” lo que causa en algunas personas el llamado “estrés tecnológico”, especialmente entre las personas mayores hasta en punto que “tiran la toalla y se desconectan, lo que les causa un envejecimiento prematuro”.

Source: www.infosalus.com

SUICIDIO El congreso inaugural se abrió con una conferencia sobre la detección e intervención temprana en pacientes con riesgo alto de suicido. Al respecto, ha reclamado abordar el tema de los suicidios de "una forma más realista". Así, ha mostrado su temor de que las estadísticas estén "muy desinfladas" porque hay "un temor a hablar de ello" y ha alertado que no tener estadísticas fiables "dificulta los planes de prevención y tratamiento". "Si no perdemos el miedo a hablar de suicidios no podrán disminuir", ha señalado. De hecho, ha constado que mientras que están disminuyendo "mucho" las muertes en carreteras, de 10.000 muertos a 1.300, los suicidios permanecen relativamente estables con unas 3.500 muertes anuales que probablemente sean 5.000 y "no bajan".

See on Scoop.itCognición, Emoción y Salud

´Un predictor de infarto es haber tenido antes un enfado monumental´

´En España tenemos unas cifras astronómicas de consumo de psicofármacos; en la OCDE solo nos gana Portugal´

-¿Se vive a golpe de ansiedad? -Sí, en la sociedad occidental cada vez hay mas datos que apuntan que está aumentado nuestro nivel de estrés y por lo tanto sus consecuencias negativas. Los días siguen teniendo 24 horas y hay que aprender a priorizar, a saber que no vas a llegar a todo y, aunque por lo general tendemos a activarnos y a ponernos nerviosos para buscar una solución, hay que saber manejarlo porque sino, cada vez vas a tener más activación, más ansiedad y más malestar, vas a alterar más tu estilo de vida y vas a desarrollar un aprendizaje progresivo de síntomas como el dolor de cabeza, insomnio, problemas digestivos, malestar psicológico, ansiedad, tristeza, depresión, ira, violencia… -¿Uno se adapta a vivir con estrés? -El estrés es un proceso de adaptación que en un principio es bueno. Todos tenemos estrés todos los días y eso no es patológico pero si tenemos demasiado estrés y es crónico entonces hay consecuencias negativas. -¿Cómo afecta? -Nuestro cuerpo está preparado para activarse cuando hay que dar el do de pecho, pero no está preparado como una máquina que se autorregula y puede estar permanentemente en marcha las 24 horas. Los problemas que puede tener una persona sobreactivada de manera crónica son de salud, física y mental, y de rendimiento. Cuando un coche circula durante tres días no le pasa nada, pero el cuerpo humano no está hecho para trabajar tres días y tres noches sin descansar, necesita descansar porque si no descansas, al final te mueres. -¿En qué difiere el estrés de la ansiedad? -Son cosas diferentes. El estrés es un proceso general que se puede dar en cualquier situación: en el trabajo, en la vida familiar, en la vida social y en cualquier ámbito de la vida, mientras que la ansiedad se da solo en un tipo de situaciones en la que te juegas algo, un resultado que a ti te interesa y que puede ser bueno o malo y con la amenaza de que surja un resultado no deseado como un examen, cuando tienes que hablar en público porque temes quedar mal, cuando quieres gustar a alguien pero a lo mejor no le gustas… La ansiedad es un proceso más específico, mientras que el estrés es más general. -¿Por qué cada vez hay se detectan más casos de estrés y ansiedad? -Cada vez tenemos más estrés porque están cambiando los estresores (factores que lo desencadenan). El hombre occidental cada vez tiene menos dificultades para completar sus necesidades básicas: ropa, alimento… Hoy en día no vivimos en las cuevas y no tenemos que cazar para comer y en ese sentido ese estrés ha disminuido, en cambio ha aumentado un estrés que tiene que ver más con bienestar y posibilidades, pero también con crisis, es un estrés que tiene que ver más con que las personas hoy no viven en una cueva, viven en una casa y no tienen un casa, tienen dos casas y para desplazarse no andan, tienen un coche, a veces dos pero luego tienes que trabajar para pagar las letras de todo eso y entonces tienes que trabajar muchas horas, luego viene una crisis y te pilla endeudado… -¿Y cómo se sale de ahí? -Volviendo un poco a nuestros orígenes, nuestro cuerpo está más preparado para tener un estilo de vida más natural y menos occidentalizado.

Source: www.laopinioncoruna.es

Entrevista a Antonio Cano Vindel, presidente de SEAS. Pilar G. del Burgo. -¿Influyen las emociones en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares? -Sí, por varias vías. Y además porque cuando tenemos estrés y ansiedad estamos más irritables. Una es la vía psicofisiológica, te activas y al activarte aumenta la presión arterial. Si te enfadas, aumenta la presión arterial. Un predictor del infarto es haber tenido dos horas antes un enfado monumental. También hay una vía conductual, si estás estresado, nervioso, irritable, estás experimentando alta activación fisiológica, malestar y eso afecta a tu salud y no es cardiosaludable. -¿El consumo de psicofármacos se ha disparado entre los españoles? -Sí, estamos teniendo unas cifras astronómicas. Somos el segundo país de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) en consumo de tranquilizantes, solo nos gana Portugal. No deberíamos haber pasado nunca de las 24 dosis definidas diarias por mil habitantes y día y vamos por 59 en 2010 y sigue aumentando.

See on Scoop.itCognición, Emoción y Salud

Dietas – Adelgazar – Así se quita el ansia por comer

Te has preguntado por qué te sientes mal cuando comes mucho y, sin embargo, vuelves a caer en la tentación

 

No son pocas las series de televisión que muestran desde a un grupo de adolescentes a mujeres ya maduritas intentando resolver algún problema sentadas frente a una gran tarta de chocolate o un suculento helado. Esta escena en cuestión da a entender que ingiriendo estos dulces se logra alejar la amargura del tema que tanto preocupa o, al menos, si no se soluciona, la comida aporta ese momento placentero que compensa la angustia del problema.

Cuando esta fórmula —intentar apaciguar un contratiempo con la comida— se repite en el tiempo, es cuando aparece el verdadero problema. La persona come, y cada vez de manera más compulsiva, no porque tenga hambre, sino por aliviar sus emociones. Tras ello, entra un sentimiento de culpabilidad y vergüenza por sentir que no se es capaz de controlarse y, sobre todo, porque lo que se ingiere no suelen ser alimentos bajos en calorías, más bien todo lo contrario: chocolate, bollos, natillas, helados, chuches… La báscula y el espejo se convierten en sus peores enemigos porque no esconden los excesos cometidos.

Este comportamiento afecta no solo al estado físico o psicológico de la persona, también a sus relaciones sociales (querrá salir menos), a su familia (mal humor, apatía, tristeza), su trabajo (falta de concentración…).

Más mujeres que hombres

Según los especialistas en el tratamiento de la ansiedad por comer, este mal afecta más a mujeres que a hombres. Las mujeres sienten cada vez más presión por ser perfectas y mucho más cuando son madres de familia y deben ocuparse de su trabajo, la casa, los niños, el resto de la familia… tareas nada fáciles de compatibilizar. «El día tiene 24 horas y hay que aprender que muchas tareas de las que realizan no son totalmente imprescindibles, y menos para la supervivencia de uno mismo y de los demás. Hay que saber ser realistas y planificar hasta dónde podemos llegar», apunta Antonio Cano, presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS).

Source: www.abc.es

Aunque en menor medida, en los hombre también se produce este deseo de asalto a la nevera, sobre todo después de una jornada estresante de trabajo o de problemas familiares, aunque las causas pueden ser muy diversas.

El estrés excesivo cambia el comportamiento hacia acciones menos saludables porque al tener menos tiempo no descansamos, no realizamos ejercicio físico, ni siquiera se encuentra un rato para ir al médico cuando nos sentimos mal, lo que lleva a desarrollar adicciones al tabaco, al alcohol, al juego o a la comida, entre otras posibilidades.

«La comida se convierte en un ansiolótico —apunta Cristina Wood, psicóloga especialista en ansiedad y estrés del Centro de Tratamiento de la Ansiedad y el Estrés, CETAES—. El problema es que cuando el tema les desborda y engordan y se percatan aún más de su problema, estas personas acuden al médico de cabecera quien les manda al endocrino, pero no se trabaja sobre sus emociones y pensamientos. Acudir a la comida para sentirse mejor es un comportamiento aprendido y, del mismo modo, se puede desaprender».

¿Se puede evitar comer de forma complusiva?

«Sí, —asegura con rotundidad el presidente de SEAS—. Es un problema que se puede solucionar. No es un proceso difícil. Eso sí, requiere el compromiso de acudir a un especialista en Psicología, seguir sus indicaciones y realizar las tareas que mande para hacer en casa. El papel activo de la persona que come por ansiedad es la clave».

Según Cristina Wood, para ayudar a estas personas, los especialistas siguen una serie de pautas:

—En primer lugar, deben identificar las emociones y lograr que los pacientes expresen lo que uno siente para conocer su punto de partida.

—Después hay que comprender esas emociones (saber porqué uno está triste, nervioso, agobiado…). De esta forma, se puede proceder con mayor facilidad a saber gestionarlas y actuar sobre ellas. «Existen técnicas cognitivo-conductual que comienzan por ofrecer al paciente educación —añade el presidente de SEAS—. El paciente debe tener en todo momento un papel activo. No basta con tomar pastillas porque las pastillas no ayudan por sí solas a cambiar los hábitos de conducta y, al dejarlas, el problema podrá volver. Lo importante es atajar el problema desde su inicio y analizar las causas que llevan a una persona a actuar así».

—Para ello, el especialista le ofrece las herramientas que debe manejar para reparar la situación y normalizar su vida. Es la fase de resolución de problemas, autocontrol, manejar la insatisfacción corporal, manejar la vergüenza.

«No hay que olvidar —explica Cristina Wood— que las personas que sufren por la comida, se enfrentan, al menos, tres veces cada día a su problema: cuando se sientan a una mesa en el desayuno, comida y cena. Su martirio puede ser constante. Lo importante es que sus metas sean las de aproximación al problema y saber cómo evitarlo. De esta forma sentirán alivio, ganarán confianza, cambiarán la forma de verse, darán a su cuerpo lo que necesita, comenzarán a adelgazar y a quererse a ellos mismos. Su alegría y satisfacción crecerán».

Esta psicóloga de Cetaes apunta que cada paciente tiene su punto de partida, pero «en tres meses, una hora a la semana, de trabajo conjunto una persona puede sentirse infinitamente mejor».

Decálogo de recomendaciones

1. En la obesidad intervienen factores genéticos, metabólicos, psicológicos y sociales. No es solo una cuestión de voluntad. No te juzgues por ello, toma conciencia de tu problema y afróntalo.

2. Sigue el plan nutricional recomendado por tu médico. Las dietas restrictivas continuadas tienen efecto rebote. Plantéate objetivos exigentes en poco tiempo no es eficaz.

3. Muévete. Realiza algún ejercicio físico que te agrade con regularidad y lleva una vida diaria activa.

4. Puedes aprender a regular el estrés y tus emociones, ya sean positivas o negativas. Consigue diferenciarlas de la comida. Algunas emociones como la ansiedad, la tristeza o laira, si son intensas pueden llevarte a una sobreingesta descontrolada en poco tiempo (atracones) o a comer constantemente.

5. Estar centrado o preocuparse demasiado por la comida y por tu silutea genera conflictos con tu imagen corporal y falta de confianza. Ocúpate en vez de preocuparte. genera nuevos hábitos saludables de alimentación, que puedas mantenersiempre, en lugar de seguir dietas para adelgazar que solo puedas mantener durante algún tiempo.

6. Intentar repetidamente disminuir el peso sin éxito puede hacerte pensar que no lo conseguirá y podría afectarte y sentir que no tienes control en otros ámbitos de la vida.

7. Aprende a gestionar tus objetivos. es fundamental cambiar la dieta y aprender a consolidar los cambios conseguidos. haz un seguimiento con los expertos en el tema.

8. Acepta que tu problema tiene solución, sé sincero contigo mismo en lugar de engañarte. Si resuelves tus problemas emocionales y aprendes a tener fuerza de voluntad lo conseguirás.

9. El apoyo de tu familia y amigos es importante, expresa y comparte tus dificultades y pídeles ayuda.

10. El médico, el psicólogo y el especialista en nutrición son los profesionales fundamentales para el tratamiento de la ansiedad.

Las emociones, positivas y negativas, afectan a nuestra salud – 20/11/13, Cuarto mundo – RTVE.es A la Carta

See on Scoop.itCognición, Emoción y Salud

Cuarto mundo – Las emociones, positivas y negativas, afectan a nuestra salud – 20/11/13, Cuarto mundo online, completo y gratis en A la Carta.

Antonio Cano-Vindel‘s insight:

Entrevista a profesionales especializadas en la materia. Julia Vidal, psicóloga sanitaria y directora del Centro de Psicología Área Humana, así como coordinadora de la Comisión Emociones y Salud de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS), y Marta de la Fuente Lago que es psicóloga, especialista en ansiedad y estrés en el Centro de Psicología Área Humana, además de psicooncóloga y responsable de esta especialidad en el hospital MD Anderson Cáncer Center de Madrid.

See on www.rtve.es

Factores asociados a la discapacidad social, familiar y laboral de pacientes con trastorno bipolar | Psiquiatría Biológica

See on Scoop.itCognición, Emoción y Salud

Objetivo

El estudio consistió en conocer el grado de discapacidad en las áreas social, familiar y laboral en una muestra de pacientes con trastorno bipolar (TB); asimismo, se analizaron los factores sociodemográficos, clínicos y evolutivos asociados a un mayor grado de discapacidad.

Material y métodos

La muestra estuvo compuesta por un total de 108 pacientes ambulatorios que cumplían los criterios diagnósticos de TB según la DSM-IV. En los pacientes se evaluaron numerosas variables sociodemográficas (sexo, edad, nivel educativo), clínicas (sintomatología depresiva con la Hamilton Depression Rating Scale, sintomatología maniaca con la Young Mania Rating Scale, el estado clínico …

Antonio Cano-Vindel‘s insight:

Resultados

La muestra estuvo formada por un total de 108 pacientes (33 hombres y 75 mujeres) con una edad comprendida entre los 22 y los 88 años. En cuanto a la discapacidad, al menos un subtipo de cada una de ellas (laboral, social y familiar) afectó a entre el 52-54% de la muestra, y 2 subtipos al 37%; un 21% estaba afectado por los 3 subtipos de discapacidad. Mediante modelos de regresión logística y regresión lineal múltiples determinamos qué variables independientes estaban asociadas con cada tipo de discapacidad, encontrando que:

1) La discapacidad laboral estuvo significativamente asociada con los episodios maniacos previos, sufrir 3 o más hospitalizaciones debido al TB y la presencia actual de sintomatología depresiva. Este subtipo de discapacidad estuvo inversamente asociado con el nivel educativo del paciente.

2) La discapacidad social se incrementó significativamente con el número de hospitalizaciones y se asoció a un mayor número de episodios depresivos previos y a la aparición de síntomas depresivos en el momento de la evaluación. En modelos alternativos de regresión logística encontramos que la dependencia nicotínica y la falta de apoyo social se asociaron a la discapacidad laboral y social respectivamente.

3) La discapacidad familiar se incrementó con el número de hospitalizaciones, una puntuación mayor en el cuestionario CAGE y la edad, y se asoció significativamente con el número de episodios maniacos previos y la presencia actual de síntomas depresivos.

See on zl.elsevier.es

Disfunciones Tiroideas: Aspectos Psicológicos. Proyecto Emociones y Salud | Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés – SEAS

See on Scoop.itCognición, Emoción y Salud

Decálogo

de recomendaciones psicológicas

 

1. Cualquier persona puede padecer una disfunción tiroidea, siendo más frecuente en la mujer. Las consecuencias emocionales pueden ser importantes, pero se reducirán si cuentas con un diagnóstico precoz, un tratamiento adecuado y aprendes a autorregularte. Primero, acude a tu médico y revisa tu tiroides.

 

2. Ponte en contacto con tu endocrino para iniciar el tratamiento. Es sencillo y eficaz. Conseguirás sentirte bien, y normalizarás tu vida (aprenderás a vivir con la medicación).

 

3. Las hormonas regulan nuestro organismo, influyen en nuestro sistema nervioso y controlan nuestro cerebro. La capacidad de memoria y atención, la activación mental y nuestro estado de ánimo fluctuarán cuando exista un desajuste en la hormona.

 

4. Los síntomas y confiar en ti mismo, son clave para afrontar adecuadamente la nueva situación. Cuando los conozcas y sepas reconocerlos, antes podrás regular tu organismo y manejar la situación. Si estás informado, sabrás actuar.

 

5. Una correcta comunicación con familiares y amigos ayudará a que comprendan mejor qué sucede y puedan entender los cambios en tu estado emocional. Un buen apoyo social normaliza y hace que te sientas mejor.

Antonio Cano-Vindel‘s insight:

6. La tiroxina consigue el equilibrio de los niveles hormonales, pero en ocasiones no es fácil alcanzarlo. Debes esforzarte para que los síntomas no te arrastren. Si ves que las emociones te desbordan y no puedes controlarlas, aumentará tu ansiedad.

 

7. No te centres en exceso en los cambios físicos, reconoce y acepta las nuevas sensaciones, comprende que son temporales, céntrate en el aquí y el ahora, y no anticipes acontecimientos.

 

8. Ocupa tu tiempo en actividades placenteras y gratificantes que hagan que los cambios hormonales afecten en menor nivel tu vida cotidiana.

 

9. Cada persona que vive con un problema tiroideo lo experimenta de un modo diferente. No tienes por qué tener todos los síntomas ni sufrirlos con la misma intensidad. Aprende a convivir con la disfunción tiroidea. Afronta los cambios con pensamientos positivos. Tu actitud es clave.

 

10. Si te cuesta manejar las emociones por ti sólo, cuenta con el tratamiento psicológico como apoyo ante tu problema. El psicólogo te puede enseñar y entrenar en autorregulación emocional.  

See on www.ansiedadyestres.org

¿Por qué los problemas de tiroides afectan más a la mujer?

See on Scoop.itCognición, Emoción y Salud

El hipotiroidismo es el desorden más habitual, y afecta especialmente al género femenino

Antonio Cano-Vindel‘s insight:

Son varios los trastornos relacionados con el tiroides, sin embargo el hipotiroidismo es el más frecuente. En la actualidad, el diagnóstico del hipotiroidismo es muy sencillo, aunque se estima que cerca del 50% de los casos se diagnostica por casualidad, debido a la ausencia de signos en las fases tempranas. La detección se lleva a cabo a través de la determinación de la tirotropina (TSH), que es una hormona que se eleva de manera muy sensible cuando la tiroides reduce su función. 

Otro de estos trastornos es el hipertiroidismo, un trastorno menos frecuente, causado por una producción mayor de hormonas tiroideas de las necesarias. Sus síntomas son los contrarios a los que se producen por el hipotiroidismo, dándose una cierta aceleración del ritmo normal del organismo: taquicardia que pude manifestarse con palpitaciones, insomnio, aumento de la sudoración, pequeño temblor, fatiga muscular, pérdida de peso, molestias en los ojos, incluso fiebre, en algunos casos. 

See on www.hola.com

Percepción emocional evaluada con la versión española del Mayer Salovey Caruso Emotional Intelligence Test (MSCEIT): Análisis de su robustez psicométrica en muestra española

See on Scoop.itCognición, Emoción y Salud

Este estudio examina las propiedades psicométricas de la rama de percepción emocional del Mayer Salovey Caruso Emotional Intelligence Test en una muestra amplia de 2066 participantes españoles (M = .42; DT = .07). En concreto, los objetivos fueron, por un lado, analizar las puntuaciones por tareas de la rama de percepción emocional por edad y sexo; y, en segundo lugar, examinar las puntuaciones especificas por emociones dentro de las tareas por edad y sexo. Los análisis revelaron una consistencia interna apropiada para la rama de percepción (α = .93) y para cada tarea de la rama (α = .81 para tarea de caras y α = .90 para tareas de imágenes). 

Antonio Cano-Vindel‘s insight:

Se encontraron diferencias significativas entre los grupos de edad y sexo, siendo las mujeres de mayor edad las que obtuvieron puntuaciones más elevadas en percepción y los hombres de menor edad las puntuaciones más bajas. 

See on www.researchgate.net

El 30 por ciento de las resonancias magnéticas lumbares son injustificables

See on Scoop.itCognición, Emoción y Salud

Un estudio científico, financiado por la Fundación Kovacs, y publicado en la revista European Journal of Radiology, señala que casi un millón de estas pruebas médicas, prescritas tanto en la sanidad pública de España como en la privada, con un coste…

Antonio Cano-Vindel‘s insight:

En España, 960.000 resonancias magnéticas (RM) lumbares son prescritas al año injustificadamente tanto en la sanidad pública como en la privada y su coste medio es de 244 euros, lo que supone que “como mínimo” 25 millones de euros “se están tirando” en pruebas que causan más perjuicio que bien al paciente.

See on www.efesalud.com

Tanatofobia, miedo al inevitable final – EFESALUD – efesalud.com

See on Scoop.itCognición, Emoción y Salud

El miedo a la muerte es normal, pero cuando gobierna tu vida al grado de convertirse en una fobia, es momento de buscar ayuda. Escucha la voz de los expertos en EFESALUD – efesalud.com

Antonio Cano-Vindel‘s insight:

“En general, nadie quiere morir pero eso es algo natural. Todos tenemos que afrontar la muerte. El problema es que algunas personas se obsesionan con la idea de que van a morir, tienen una existencia muy desgraciada y desarrollan un trastorno mental”, señala Antonio Cano, presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS).

De acuerdo con el experto, los individuos que presentan este problema suelen tener personalidades obsesivas y concentran su tiempo en pensamientos referentes a la muerte, desde cuidarse en exceso para no enfermar, hasta evitar acudir al entierro de un familiar para no tener que ver el cuerpo.

See on www.efesalud.com